Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Blogs’ Category

Por: Elizabeth Woyke

Asif
Noorani odia perderse una llamada o un mensaje de texto. Por eso,
cuando este empresario de Dallas se fue a practicar el esquí acuático
el verano pasado, no dudó en llevarse su nuevo iPhone 3GS. Noorani
protegió con cuidado su teléfono con una bolsa de cierre automático y
la colocó en un compartimento de almacenamiento con tapa de bisagra de
la moto acuática. Sin embargo, cuando fue a sacarlo, vio que la bolsa
tenía condensación. El dispositivo estaba muerto.

A todos nos pasa. Queremos llevarnos el móvil a todas partes y así
acaba bajo el agua, en el suelo o debajo del zapato de alguien (o, aún
peor: debajo de alguna rueda). Los técnicos de reparación afirman que
se han encontrado con teléfonos rescatados de la freidora, lanzados
desde coches en marcha, utilizados como abrebotellas o incluso como un
arma en una pelea. ¿El resultado? tarjetas de circuitos impresos
corroídas, pantallas rotas, botones atascados, teclas caídas…

En fotos:
10 formas de arreglar el teléfono móvil
Cómo reciclar los aparatos electrónicos viejos
Los mejores juguetes electrónicos para los viajes
Qué saben de nosotros las aplicaciones del iPhone
Seis grandes compras tecnológicas

Hay algunos remedios que podemos aplicar en casa pero si la rotura
es grave, tendremos que recurrir a un profesional. Y ahora han surgido
los talleres de reparación como champiñones. Los móviles suelen tener
sus garantías, pero los daños provocados por lo que la industria
denomina "abuso o negligencia" no están cubiertos.

Algunos teléfonos tienden a romperse siempre igual. Las pantallas de
cristal de gran tamaño de los iPhone de Apple ( AAPL – news – people )
suelen acabar hechas añicos. Antes, las ruedas de las BlackBerry solían
atascarse, aunque ahora que el fabricante Research In Motion (RIMM –
news – people) las ha sustituido por unas almohadillas ópticas planas,
la cosa está cambiando.

Las BlackBerry también tienden a tener fallos de carga, si la zona
soldada que hay alrededor del puerto de carga se afloja. La BlackBerry
Storm original era una habitual de los talleres de reparación, porque
la pantalla táctil se componía de una pantalla LCD y un digitalizador:
si fallaba una de las dos capas, había que cambiar las dos.

Los problemas son similares en todo el mundo. Los talleres de
Estados Unidos dicen que tienen muchos clientes europeos y que incluso
reciben terminales de lugares tan remotos como Australia o la India.
Una empresa afirma que envían a menudo piezas de recambio a los solados
destacados en Iraq y Afganistán.

Noorani es uno de esos empresarios, el fundador y propietario de una
cadena de talleres de reparación de móviles de Texas, Dr. Cell Phone,
lleva años trasteando con terminales averiados. Después de reparar su
propio iPhone empapado, logró salvar todos los datos de los contactos
que tenía guardados, pero no logró repararlo por completo. Después de
eso, explica que su empresa está investigando métodos de limpieza
ultrasónicos capaces de reparar los daños graves producidos por
líquidos.

Si se encuentra en una situación similar, los expertos sugieren
extraer inmediatamente la batería y la tarjeta SIM (el chip de memoria
portátil), si la hubiera. Después, hay que dejar secar el teléfono, al
aire o en una bolsa plástica para cocer el arroz, con el arroz sin
hervir. Dejar la bolsa al sol durante al menos 24 horas debería
eliminar parte del agua, por lo menos, afirma Ryan Arter, presidente de
la empresa Mission: Repair, de Kansas.

El tipo de líquido, sin embargo, puede aumentar la complejidad del
problema. Los técnicos de reparación afirman que han visto teléfonos
empapados en cerveza, vino, refresco, café agua salada, agua con cloro
y agua del baño. "La empresa que te diga que puede arreglar los daños
provocados por los líquidos, miente", afirma Noorani. Paul Normand,
director ejecutivo de PDA Repair World de Houston, afirma que sus
empleados logran recuperar cerca del 80% de los teléfonos que les
llegan con daños provocados por líquidos.

Entre el coste del envío urgente, las piezas de recambio y la mano
de obra, la reparación de un móvil puede salir cara. Dr. Cell Phone
llega a cobrar hasta 350 $ por la reparación de modelos nuevos, como el
Nexus One de Google (GOOG – news – people), aunque Noorani afirma que
la mayoría de las reparaciones cuestan entre 65 y 75 dólares. Arter, de
Mission: Repair, afirma que sus tiendas cobran entre 39 y 149 dólares
estadounidenses por reparar la pantalla de un móvil.

A veces, los teléfonos están tan dañados que es inútil repararlos
salvo que el dispositivo tenga algún valor sentimental o guarde
contenidos valiosos, como fotos. Una de las normas que se aplica es que
no merece la pena reparar teléfonos con tres o más piezas importantes
rotas (por ejemplo, la pantalla, la batería, el conector de red o la
placa de circuitos lógicos).

Normalmente, los usuarios de los móviles no se sienten muy cómodos
abriendo el teléfono para echarle un vistazo a la placa de circuitos
lógicos. Kyle Wiens, cofundador de la empresa de reparaciones iFixit,
intenta que esta situación cambie, dándole un nuevo impulso al viejo
concepto de "hágalo usted mismo". "Nuestro objetivo es que se arregle
el máximo número de objetos posible", afirma Wiens. Su originalidad
radica en que, en lugar de reparar ellos mismos los aparatos, iFixit
quiere enseñar a otras personas a reparar su propios terminales.

Para atraer a una comunidad de chapucillas, iFixit utiliza su sitio
web para alojar manuales de reparación para dispositivos que van desde
una minivan hasta un terminal móvil. El sitio también aloja guías de
localización y resolución de problemas, foros en línea donde se puede
encontrar respuesta a preguntas genéricas y una tienda donde se venden
piezas y herramientas. El resultado es un sitio web donde el visitante
puede encontrar todo lo que necesita o, como dice Wiens, "La Wikipedia
de las reparaciones". Los propietarios de un iPhone podrían usar las
guías de resolución de problemas o los foros de iFixit para
diagnosticar los daños en el dispositivo, solicitar las piezas que
necesita y reparar el teléfono gracias al manual de reparación en
línea. Todos los recursos son gratuitos, salvo la compra de piezas.

IFixit contiene información sobre 49 modelos de teléfonos. Su misión
es fomentar las reparaciones entre el público y alejarlas de los
técnicos especializados. Wiens dice que este cambio es inevitable,
porque cada día los terminales son más numerosos y complejos. "Queremos
que toda esa información sobre reparaciones que algunas personas tienen
en la cabeza quede a disposición de todo el mundo", afirma.

Por supuesto, mucha gente no tendrá nunca las habilidades necesarias
para arreglar sus propios terminales. En ese caso, lo mejor es
prevenir. Los expertos afirman que los propietarios de móviles deberían
invertir en una funda o cubierta protectora, mantener alejados los
teléfonos de bebés y mascotas y, por tentador que resulte, deberían
evitar llevárselo al cuarto de baño. El lavabo, la taza del baño, la
ducha y el vapor húmedo son la causa del deceso de muchos terminales.

Anuncios

Read Full Post »

MÉXICO, D.F., febrero 25 (EL UNIVERSAL).
Forman parte de alguna red
social, suben videos de ellos mismos a internet, tienen tatuajes y
algunos duermen con sus teléfonos celulares.

Así describe un estudio del Pew Research Center a la generación del Milenio.

Se trata de aquellos que alcanzaron la mayoría de edad al tiempo que
iniciaba el nuevo milenio, nacidos principalmente entre 1982 y 1992, y
que a través de las nuevas tecnologías han adoptado una nueva ventana
de expresión.

Como ejemplo de esto, es esta generación la que ha adoptado con
mayor vehemencia la irrupción de los teléfonos inteligentes en la vida
cotidiana, pues para ellos los gadgets que constantemente aparecen en
el mercado ayudan a forjar su identidad más que ser un simple medio de
entretenimiento o acceso a la información.

"Muchos de la generación del Milenio dijeron usar tecnologías
modernas porque es lo que los distingue de las otras generaciones",
reveló la investigación.

A diferencia de las generaciones adultas, los también conocidos como
"generación Y" sobrepasan a aquellos virtualmente en todas las
mediciones de uso de internet y teléfonos celulares, ya que en su
mayoría cuentan con perfiles en redes sociales, se conectan a la red de
manera inalámbrica cuando están lejos de casa o del trabajo y utilizan
herramientas multimedia casi de manera cotidiana.

Como datos duros se encontró que aunque en otros grupos de edades la
mayoría cuenta con teléfono celular, la generación del Milenio utiliza
este dispositivo principalmente para enviar mensajes de texto.

Aquellos que dijeron haber recibido o enviado algún mensaje de texto en las últimas 24 horas, reciben en promedio 20 al día.

Además, son más propensos a enviar mensajes de texto al tiempo que conducen en la ciudad.

En cuanto al comportamiento en la red, el estudio revela que las
personas entre 18 y 28 años que tienen estudios universitarios son los
que en mayor medida usan las redes sociales, ven fotos y videos en
línea y cuentan con conexiones inalámbricas.

Las conclusiones señalan que la generación del Milenio es la que
encuentra más amigables las nuevas tecnologías y la abrumadora mayoría
considera que estos dispositivos hacen su vida más fácil.

Read Full Post »



Las herramientas están disponibles, el reto es poder utilizar
las herramientas para crear competencias, reto que se puede cumplir con
aplicación juiciosa hacia el logro de las competencias más que a la
transmisión de conocimiento
.

Las tecnologías de información y
comunicaciones han impactado todo tipo de negocios, industria y en
general el transcurrir diario.  La educación no es ajena a estos
cambios, ayudándole a pasar de un ambiente físico a un ambiente virtual.

 

El propósito principal de la educación
es crear competencias en el alumno.  Esto no aplica solo en la
educación formal escolarizada, mediante colegios o universidades, sino
también en los seminarios, conferencias y prácticamente cualquier
evento donde la transmisión del conocimiento sea parte integral del
proceso.

No soy maestro de profesión, profesión
a la que le tengo mucho respeto por el impacto y responsabilidad que
tienen en la formación de los líderes del futuro.  El curso de mi
trabajo me ha dado la oportunidad de  oficiar de maestro en varias
temáticas en varias universidades de América Latina, pudiendo validar
esa satisfacción que se siente cuando el alumno supera al maestro.

Las primeras conferencias o clases que
tuve oportunidad de dictar se soportaban en “acetatos” que se debían
quemar en la fotocopiadora, de papeles impresos.  Los colores se los
agregaba uno con marcadores de tinta indeleble.  Nos obligaba a tener
muy claro qué se iba a decir ya que modificar estos acetatos requería
volverlos a elaborar.

Hoy gozamos de un sinnúmero de
herramientas que permiten cumplir con el mayor reto de generar
competencias en el alumno.  Estas competencias están divididas en tres
rubros importantes que debe desarrollar el alumno: el saber conocer, el
saber hacer, y el saber ser.  La primera vez que leí sobre esto, me
sentía en clase de sicología, sin embargo la aplicación del concepto de
formación por competencias permite garantizar que el esfuerzo que se
realiza desde el punto de vista del tutor y las herramientas que
conforme para ello, tendrán el efecto deseado en el alumno en alguna de
las tres áreas o en varias a la vez.

Con la virtualización de la educación,
también tenemos que cumplir con los mismos retos de formación en el
alumno, pero prácticamente sin contar con la presencial física del
tutor.  Esta virtualizacion se puede dividir en dos escenarios
distintos, dependiendo de la presencia del tutor, si es en vivo (así
sea a través de una videoconferencia, estaría ahí, por lo menos para
responder preguntas), o si no está presente en vivo.

Los escenarios anteriores no son
mejores ni peores el uno comparado con el otro.  Son distintos y tienen
ventajas y desventajas por si mismos.  Para ambos escenarios se cuenta
con plataformas informáticas que permiten llevar a cabo el proceso
formativo.  Pero depende del tutor saber explotar estas tecnologías
para cumplir con el cometido discutido arriba.  La construcción de
competencias no es sencilla, por lo tanto se deben estructurar los
cursos, y las intervenciones tanto del tutor como de los alumnos de tal
manera que se pueda ir evaluando la adquisición o no de estas
competencias, para hacer los ajustes pertinentes y lograr el cometido.

La tarea está en poder combinar todas
las herramientas disponibles entonces para construir estas
competencias.  Hoy las plataformas para educación virtual o educación
electrónica, o e-learning, van desde las gratuitas como Moodle y
Dokeos, hasta las que se distribuyen comercialmente.

Hoy todas soportan la posibilidad de
hacer conferencias en vivo, conferencias en diferido, incrustar voz y
video en las diferentes páginas, manejar foros, hacer y calificar en
forma automática los exámenes, poner tareas, corregirlas y comentar
sobre el desarrollo de las mismas.

El hecho que las herramientas estén,
no  implican que el logro del objetivo se dé solamente por el uso de la
herramienta.  La “virtualizacion” pone una carga adicional sobre el
tutor para lograr transmitir y crear competencias sin necesariamente
poder “ver” el desempeño y desarrollo del alumno.

Técnicas sencillas como considerar el
foro como el aula de clases por ejemplo, permiten estructurar hilos de
discusión como si se estuviera participando en una clase física.  Las
tareas deberían estructurarse como un “laboratorio” donde se pueda
medir, en el resultado de la tarea, la correcta aplicación de los
conceptos adquiridos.  Las evaluaciones no deben ser solo como medida
de adquisición de conocimiento, como tomando la lección sobre lo leído,
sino indagando sobre la aplicación de lo leído a preguntas que exijan
la utilización de dos o mas conceptos en conjunto.

Las herramientas están disponibles, el
reto es poder utilizar las herramientas para crear competencias, reto
que se puede cumplir con aplicación juiciosa hacia el logro de las
competencias más que a la transmisión de conocimiento.

Read Full Post »

Comprar o Hacer La Integración

Escrito por Jose Camilo Daccach T.


Con el constante cambio en las tecnologías informáticas, hay que evaluar
permanentemente las decisiones que se toman en cuanto al aprovisionamiento de tecnologías informáticas y validar periódicamente las decisiones tomadas.


Los
avances en la tecnología informática y en las necesidades de las
empresas hacen que la respuesta a la decisión de desarrollar
aplicativos o comprarlas hechas, cambie con el paso del tiempo.

En los comienzos de la era informática, no quedaba alternativa, había
que desarrollar porque simplemente no había aplicativos para comprar, o
los que había costaban más que la misma empresa donde se pensaban
implementar. Los "productores" de software en los años ochentas estaban
concentrados en hacer software para que los equipos funcionaran, es
decir, que se hicieran las sumas y restas correspondientes, que pudiera
almacenarse la información de forma confiable, que se pudieran conectar
dos equipos, algo que hoy llamamos el Sistema Operativo o el software
básico dentro de un equipo.

El software aplicativo, el que le iba a dar la posibilidad de
mejoramiento al negocio, ese se tenía que hacer al interior de la
compañía. Inclusive sin herramientas, sin metodologías, sin nada de lo
que hoy se tiene porque era una actividad que iba surgiendo apenas. A
finales de los años ochentas surgió la carrera de "Ingeniería de
Software" en las universidades, entregando unos métodos, parámetros y
formas de construir aplicaciones en una forma efectiva.

Surge luego un movimiento fuerte de generación de aplicaciones que
hacían de la compra de unos computadores (en aquella época no se
hablaba de "servidores") para procesar la información corporativa
pudiese tener resultados prácticamente que de inmediato. Ya estaba el
software listo y era no mas cargar la información de la empresa para
empezar a tener los resultados. El software era para tareas básicas
como la contabilidad y la nómina, y no se hablaba de "integración"
porque no había nada que integrar. Se compraba la mejor aplicación para
cada una de las funciones que se iba a desarrollar.

Surgen luego más aplicaciones para toda la cadena del negocio, surge el
movimiento de la Calidad Total y la Reingeniería y con ellos la
necesidad de pensar en procesos y no en departamentos. Se exige
entonces en las aplicaciones que estén desarrolladas y orientadas para
soportar procesos. En este orden de ideas, las aplicaciones existentes
no cumplían con su propósito, y el proceso de "integración" sería
titánico, no solo por la labor, sino por las limitaciones en la
tecnología.

De ahí el surgimiento de soluciones ya integradas como los ERP, que le
permitían a la empresa resolver el problema de integración.
Adicionalmente se avanza también en el desarrollo de herramientas de
base, como las bases de datos para el almacenamiento y manipulación de
la información, surgen los conceptos de servidores y clientes, y del
software distribuido. Hacer la integración al interior de la compañía
se consideraba tarea imposible, sobretodo en el tiempo que se requería,
además de la falta de "estándares" que permitieran hacer estas
conexiones que le permitieran a la empresa agilidad y flexibilidad en
el desarrollo de su negocio. Se sacrificó funcionalidad en cada una de
las aplicaciones en aras de la integración entre ellas.

Hoy tenemos un desarrollo muy avanzado de la tecnología, donde el
énfasis ha sido la colaboración y la generación de información por
múltiples fuentes, cada una dentro de su plataforma. Adicionalmente se
cuenta con un amplio desarrollo en el tema de comunicaciones, no solo
en el ámbito tecnológico sino también en el económico, permitiendo que
cualquier empresa, por pequeña que sea, pueda tener acceso a las
tecnologías informáticas existentes. Hay estándares para todo, todo se
conecta con todo, y casi de forma automática.

Los avances en las tecnologías que se nos presentan hoy vuelven a poner
sobre la mesa la imperiosa necesidad de decidir entre si comprar las
aplicaciones ya integradas sacrificando un poco de funcionalidad, o si
podemos darnos el "lujo" de tener la mejor aplicación en cada una de
sus categorías (contabilidad, servicio al cliente, manufactura,
distribución) e integrarlas al interior de la compañía. Además ya la
integración no es solo al interior de la compañía sino con soluciones
externas, como los mapas de Google, o la red de telefonía celular, y
quien quita, que hasta con las redes sociales que ahora son "lo de
moda" en Internet.

Se torna más difícil la decisión pero el requerimiento sigue siendo el
mismo, por lo que podríamos sugerir que la tendencia indica la "compra"
de integración al nivel transaccional interno, y el "desarrollo" de
integración con las tecnologías que van surgiendo. Eventualmente, como
el ciclo se repite, en varios años ya las aplicaciones con integración
adquirida habrán integrado las tecnologías que hoy están surgiendo. no
se concibe hoy una aplicación que no sea capaz de interactuar con el
sistema de correo electrónico de la empresa, ni el manejo de código de
barras para el manejo del inventario, algo impensable hace diez años.
En uno o dos años, se exigirá que la base de datos de clientes
interactúe con los mapas de Google, y con sistemas de
georeferenciación. Usted decide cuando necesita la integración, si ya,
o cuando los proveedores la incorporen!

Read Full Post »

Mil Formas de Estafar

Mil Formas de Estafar
Escrito por Javier Matuk   

En los próximos minutos que le tomará leer este artículo, miles de usuarios de Internet se verán afectados por el fenómeno del phishing.

Imprimir

E-mail

En los próximos minutos que le tomará leer este artículo, miles de usuarios de Internet se verán afectados por el fenómeno del phishing. ¿Qué perderán? Desde información valiosa hasta dinero. ¿Cuánto? Todo aquél que esté disponible a través sus cuentas de cheques o inversiones en el portal de su banco. Pero, ¿cómo? Gracias, o tal vez tendría que escribir, por desgracia de la tecnología.

Hace apenas unos pocos años, cobrar un cheque para obtener dinero en efectivo tenía que hacerse en una ventanilla bancaria. Después aparecieron los cajeros automáticos y esos dispositivos que al principio nadie usaba, poco a poco se fueron incrustando en nuestras vidas. Hoy, el uso de un cajero es tan natural como cualquier otro aparato. Con el asunto de los cheques existía (existe) la falsificación, así como con los billetes tradicionales, sin embargo, es cada vez más complicado cometer una estafa usando estas técnicas. La detección de documentos falsos es más precisa y, gracias a los sistemas de cómputo, la transacción –en el caso del cheque- se autoriza y registra de forma global en unos segundos.

Sin embargo, también gracias a la tecnología, los millones de personas que navegamos por Internet todos los días estamos expuestos al fenómeno del “phishing”, término que viene de un modismo y que podría significar “pescar a los que no pongan atención”. ¿Cómo?

Existen varios métodos para esto. El más tradicional, que lleva más tiempo y ha sido ampliamente comentado es aquel correo que aparentemente lo envía la institución bancaria y le comunica que hay un error o detalle con su cuenta. Le pide que por favor “haga click” en la liga adjunta y lo que aparecerá será un portal idéntico al del banco, sin embargo, se trata de una página que fue creada ex profeso para robar información. ¿Cuál? Sus claves secretas y hasta el ahora obligatorio número del “token” o maquinita que le brinda unos dígitos que tiene que escribir copiándolos de la pequeña pantalla.

Pero, ¿cómo lo hacen? Valiéndose de un poco de experiencia en temas de programación y mucho conocimiento en temas de Internet, las personas que se dedican a esto aprovechan esos instantes que no se está poniendo mucha atención y logran engañar a algunos. Creyéndose la historia de que hay un error, escriben la información correcta en el lugar equivocado. Al siguiente segundo de que se da el último “click” para entrar al sitio fraudulento, los malosos ya tienen sus datos y entran con ellos al sitio de verdad, haciendo cualquier cantidad de transferencias posibles y dejando, si pueden, la cuenta en ceros. El ataque de alguna forma es anónimo y poco puede hacer el banco para proteger.

Ahora bien, como todo, las tecnologías se van sofisticando y mediante la descarga de programas que modifican el comportamiento de la computadora, se vuelve a engañar al usuario. Tal vez le llegó un correo diciendo algo sobre los afectados del huracán Jean, u otro de la PROFECO diciendo que podía descargar un programa para que le diría en que gasolineras venden “litros de a litro” y la lista sigue. Estos, usando lo conocido como “ingeniería social” embaucan al lector, tocan alguno de sus lados sensibles y hacen que miles caigan. Al dar click en ese inocente programa que promete información o cualquier otro asunto, lo que está recibiendo es un software que modifica el comportamiento de la computadora, por supuesto, sin que el usuario se dé cuenta. Acto seguido, cuando vuelve a ingresar al portal de su banco, realmente estará entrando a un sitio ap&oacu te;crifo que sólo le robará dinero.

La historia, por desgracia, no tiene fin. Mientras pase el tiempo, esta forma de estafa será modificada y pronto, sin duda, llegará al celular y otros aparatos conectados a Internet. No existe un software “mágico” que proteja de todas todas, tampoco una receta que diga que hacer en cada caso. Lo más sencillo, pero a la vez más difícil de aplicar es el sentido común. Grábeselo para siempre: cuando exista la menor duda sobre un correo que en teoría envía el banco para verificar cualquier asunto, haga caso omiso. Siempre, de ser posible, escriba usted mismo la dirección del portal en el navegador. Por otro lado, por muy interesante que pueda ser un tema como el de los litros de a litro, si esta información le llega por correo sin haberla solicitado, probablemente sea una estafa.

El correo electrónico ha venido a facilitarnos muchas veces la vida, pero es imperante la necesidad de alertar: nunca le de click a los archivos anexos, a menos de que sepa perfectamente lo que está haciendo y quién le envía el mensaje. Platíqueles de estas cuestiones a sus conocidos que estén menos allegados a la tecnología. Les hará un favor.

Autor: Javier Matuk
Sitio Web: www.matuk.com

Read Full Post »

Su Foto en un Sitio Web Porno

Su Foto en un Sitio Web Porno

¿Sabía usted que en el peor escenario, sus fotos de Facebook podrían parar en un Sitio Web Porno?

Es cierto. El día de hoy me tomaré el tiempo para comentarle algo de un tema del cual no muchos conocen, pero deberían de.

Esto no es para asustarlo. Más bien para que esté consciente de lo que puede suceder y en la situación legal en la que está cuando utiliza sitios sociales como Facebook, My Space e inclusvie el mismo email de Google: Gmail.  Esto está basado en un video de Sean Roach que vi hoy y que me impacto y por eso se lo comparto:

Cuando alguien se suscribe a un sitio web social como alguno de los que acabo de mencionar, lo hacen “alocados” y sin leer los términos y condiciones de uso. (cómo normalmente hacemos la mayoría, en la mayor parte de documentos legales). Pero sabía usted que Facbook, por ejemplo, es prácticamente dueño de TODO el material que usted coloca en su sitio web.  Es decir, Facebook y tros sitios sociales tienen licencias para hacer el uso que quieran con el contenido y material dentro de sus sitio web.

¿No me cree?… Lea esto (En el párrafo de “Contenido de Usuario Publicado en el Sitio”):

http://www.new.facebook.com/terms.php

…y dice así:

“Al publicar Contenido de Usuario en el Sitio, nos autorizas e instruyes para que realicemos las copias del mismo que estimemos necesarias para facilitar la publicación y el almacenamiento del Contenido de Usuario en el Sitio. Al publicar el Contenido de Usuario en cualquier parte del Sitio, otorgas automáticamente a la Compañía, y manifiestas y garantizas que tienes derecho a otorgar a la Compañía, una licencia irrevocable, perpetua, no exclusiva, transferible, plenamente desembolsada y mundial (con derecho de sublicencia) para usar, copiar, reproducir públicamente, mostrar públicamente, reformatear, traducir, obtener extractos (totales o parciales) y distribuir dicho Contenido de Usuario para cualquier fin, ya sea comercial, publicitario o de otro tipo, en relación con el Sitio o la promoción del mismo, para preparar trabajos derivados de dicho Contenido de Usuario o incorporarlo a otros trabajos, y para otorgar y autorizar sublicencias de lo anterior.”

Ahora lógicamente todos sabemos que Facebook se ha vuelto una empresa seria que vale millones de dólares y no haría algo tan extremo como lo que yo estoy mencionando (colocar su foto en un sitio web porno), pero hablemos de un caso hipotético en el que Facebook le vende los derechos de fotos a una galería de imágenes y ese a otra y al final paran en un sitio con publicidad.  ¿Le gustaría su foto de traje de baño en uno de estos sitios?

¿Alguien sabe como hizo Facebook esos millones ANTES de que empezaran a vender publicidad?
¿No?
Vendiendo el contenido de los mismos usuarios.

Miremos el caso hipotético extremo en el cual usted coloca algo privado y por algún motivo es una broma de mal gusto indicando que por ejemplo cometió algun crimen.  Luego por casualidad sucede que ese crimen se lleva a cabo y esa persona se muere, Facebook está en el derecho total de incriminarlo.

Así que lo único que le digo, (como alguien que se preocupa por sus clientes y suscriptores), es que tenga cuidado de lo que hace en estos sitios web “sociales”. Al menos el estár bien informado de las condiciones y usos de cada sitio web lo coloca en una ventaja frente al resto de los cibernautas.

Otro ejemplo claro es Google.  A pesar de la empresa seria que es, Google, en sus Términos de uso menciona lo mismo en su parrafo de (Content licence from you):

http://www.google.com/accounts/TOS

11.1 You retain copyright and any other rights you already hold in Content which you submit, post or display on or through, the Services. By submitting, posting or displaying the content you give Google a perpetual, irrevocable, worldwide, royalty-free, and non-exclusive licence to reproduce, adapt, modify, translate, publish, publicly perform, publicly display and distribute any Content which you submit, post or display on or through, the Services. This licence is for the sole purpose of enabling Google to display, distribute and promote the Services and may be revoked for certain Services as defined in the Additional Terms of those Services.

Millones de personas utilizándolo, per si por ejemplo, como menciona Sean Roach, usted envía una patente de un producto por mail, Gmail podría fabricarlo y hacerse dueño de su invento.

¿Que miedo no?

Conclusión: Cuide lo que diga, Piense bien antes de subir fotos y Documentos personales de valor… solo por un mail mas serio y formal y no por cuentas gratuitas.

Pero cada quien es responsable de lo que hace.  Asi que como un comunicado general, despues no diga que “no le dije”.

Comentarios???

Read Full Post »



Ruben Centellas ~ Bolivia

En la actualidad no es de extrañar encontrarnos con fuentes bibliográficas que hagan referencia a la globalización, revolución informática, capital intelectual, revalorización del factor humano, y muchos otros temas que dan cuenta de la necesidad de cambio en la forma de gestionar el elemento humano en las organizaciones.

Asombra menos, el hecho de que las organizaciones también deben adaptarse a las exigencias del medio y adecuar sus estructuras para responder a los paradigmas del tercer milenio; asumiendo un creativo e innovador sistema de planificación que permita "prever" el futuro para no tener que "padecer".

Sin embargo, las organizaciones se han creado y se estructuran para que funcionen en un ambiente relativamente estable y previsible que ofrecía la era industrial. La rapidez actual de renovación organizacional es comprendida en forma demasiado lenta por las organizaciones para hacer frente a la velocidad del cambio que ha traído al mercado en la "Era del Conocimiento", que consiste en la idea de una sociedad inteligente, en el cual las actividades rutinarias pasaran para las máquinas y las personas serán quienes hagan el trabajo inteligente.

Este paradigma que comienza a identificarse como el poder de la Nueva Economía, puede caracterizarse por las siguientes claves:

  • La rapidez del cambio en las tecnologías (telefonía móvil, Internet, etc.).
  • La globalización que permite conseguir la presencia de los productos o servicios en el mayor número de mercados posible y en un corto plazo de tiempo.
  • El incremento de la cultura económica del consumidor o cliente que exige cada vez mayores niveles de excelencia al producto o servicio y, por tanto, impide que se trasladen ineficiencias de las empresas a su oferta.
  • El conocimiento y la información (intangibles) como elementos que mayor valor añaden al producto o servicio.

Así mismo, la caracterización de este nuevo entorno genérico está produciendo un impacto directo en la empresa convencional fundamentalmente, a través, de la modificación de patrones clásicos de la organización del trabajo, de la potenciación de la comunicación interna y de la necesidad de incorporar en su oferta de productos o servicios cada vez mayor nivel de factores intangibles.
De esta manera, se tornan nuevos vectores estratégicos competitivos en la organización, los cuales dependerán de su habilidad para incorporar en el menor tiempo posible las competencias y aptitudes directamente relacionadas con la gestión del cambio (innovación), la gestión del conocimiento y la actualización de este activo a través de una formación de excelencia.

No obstante, para que el conocimiento se convierta en fuente de ventaja competitiva no basta con que exista, es necesario que se pueda capturar, crear, distribuir, almacenar, compartir y utilizar por los miembros de la organización.

En el presente y futuro, el trabajo se vincula progresiva y asombrosamente al aprendizaje; la sentencia de los tiempos venideros no puede ser más clara: la capacidad de aprender con mayor rapidez que la competencia será, sin duda, la única Ventaja Competitiva sustentable de éstos y los futuros tiempos; este aprendizaje se acrisolará en el desarrollo constante de tecnologías de proceso, que le dará a las organizaciones, la elasticidad, movilidad de una serpiente: para reaccionar y accionar ante los signos de los mercados de esta hiper-época que comenzamos a vivir.

El aprendizaje es, y será en el futuro, la piedra angular del desarrollo de las organizaciones, motivo por el cual, lo más admirable de un empresario es su humildad para seguir aprendiendo –de sí mismo y de los demás-; lo más reprobable es su soberbia, pues ésta es la principal causa de que no siga aprendiendo para adquirir sabiduría.

Autor: Ruben Centellas ~ Bolivia
Aportado por el autor y reproducido con su autorización.
http://www.deltaasesores.com/prof/ART0189.html?utm_source=PRODia&utm_medium=Egrupos

Read Full Post »